viernes, 8 de febrero de 2013

Así batimos el récord del mundo!

Hace ya 12 años. Parece que fue ayer, pero hace ya 12 años que vivimos uno de los días más emocionantes de nuestras vidas. Quien lo vivió nunca podrá olvidarlo. Casco Antiguo, junto con todos sus seguidores, batió un récord Guinness (hoy ya superado) y un récord en la ciudad de Madrid, que todavía permanece.


Corrían los últimos días de septiembre de 2001 (el sábado 29, para ser exactos) y nos reunimos un buen grupo de buceadores en la piscina del RealCanoe N.C. Organizado por Casco Antiguo, se celebró con un éxito sin precedentes en Madrid “la mayor concentración de submarinistas de la historia”, con la idea de establecer el nuevo récord Guinness correspondiente a esta denominación.

[caption id="attachment_255" align="alignright" width="300"]Récord Guinness: mayor concentración de buceadores de la historia Récord Guinness 2001: la mayor concentración de buceadores de la historia[/caption]

La marca anterior estaba en vigor desde abril del 99, fecha en la que 215 buceadores se sumergieron al unísono en las aguas de las Islas Marianas. En esta ocasión, la pileta olímpica del veterano club madrileño dio acogida a ¡¡395!! submarinistas, principalmente de madrileños, pero entre los que se encontraban compañeros venidos expresamente de muchas otras partes de España. Juntos pulverizaron la plusmarca mundial en un ambiente francamente festivo.


GUINNESSLa cordialidad y el compañerismo presidieron desde el primer momento este singular evento, más relevante si cabe, teniendo en cuenta el hecho insólito de que se haya desarrollado en una ciudad alejada del mar más de 350 kilómetros.


Desde que, a las 5 de la tarde, se abrieron las mesas de inscripción reinó el optimismo entre los organizadores al ver en las colas de cada una de las mesas la gran cantidad de buceadores, que esperaban para no perderse la oportunidad de tomar parte en este simpático acontecimiento. Cada participante recibió una bolsa con obsequios de los patrocinadores, entre los que figuraban la camiseta recuerdo del récord, un ejemplar de Diving a Fondo, la revista oficial del acto, camisetas de Banesto y varias cosas más.


Todos se fueron acomodando en los aledaños de la pileta, en los lugares previamente establecidos para que todo funcionara sin incidentes, a pesar del reducido espacio y de la cantidad de gente. Y así sucedió, hasta tal punto que el momento esperado por todos se tuvo que adelantar al horario previsto.


GUINNESS4A las seis y media se daban desde la megafonía las instrucciones necesarias para que los casi 400 “buzos” llenaran a rebosar la piscina, la fiesta alcanzó su máximo apogeo, el estruendo producido por cientos de sirenas subacuáticas y el batir de palmas en el agua, es ya una imagen que será parte de la historia de nuestro buceo.


Después, al sumergirse simultáneamente todos los participantes, la pileta se convirtió en un “jacuzzi” gigante, cientos de reguladores emitiendo burbujas hicieron hervir literalmente el agua del Canoe.


Poco a poco la gente fue saliendo de la piscina para escuchar atentamente los números a los que les iba correspondiendo cada uno de los magníficos regalos del sorteo y que fueron entregados por los propios representantes de las firmas patrocinadoras: Cressi-Sub, Mares, Sporasub, Dacor, Aqualung, Layang-Layang – Ultima Frontera y BestDive. A continuación Banesto ofreció un pequeño refrigerio para reponer fuerzas, en el que los refrescos cedidos por Coca-Cola paliaron la deshidratación de tan especial inmersión.
Para los que no tuvieron bastante, la fiesta terminó en la Terraza Independencia que invitó a una copa a todos los “recordmans”.


En definitiva, un éxito del buceo y de los buceadores que demuestra que el submarinismo sigue ganando adeptos día a día.


Desde Casco Antiguo queremos volver a expresar nuestro agradecimiento a los patrocinadores y todos los que nos apoyaron en este proyecto, pero sobre todo a esos 395 buceadores que fueron los auténticos protagonistas.

Compartir: